OBJETIVO GENERAL

 

Impulsar, movidos por el Espíritu Santo y en comunión con las demás acciones pastorales, la formación de los catequistas como discípulos misioneros de Jesucristo y de la Iglesia, a través de procesos catequéticos en pequeñas comunidades parroquiales que estén al servicio de la familia, para que Jesucristo, Palabra del Padre, centro de la catequesis, sea conocido, amado, celebrado y seguido como único salvador.