EL SÍNODO DE LA AMAZONÍA

Nuestra responsalibidad con la creación

(Mes de septiembre, tiempo de preparación)

 

1-septiembre-2019

sinodo2

El pasado 3 de agosto celebramos el día del catequista como Iglesia Diocesana de Zipaquirá; cuyo tema central se basó en la Encíclica Laudato Sí, recordando la importancia del cuidado de la casa común, con la iluminación del texto bíblico de Gn 1,1;2,3, el origen del cielo y la tierra. Esta fue una ocasión para renovar nuestro llamado a ser catequistas, pero de manera especial a formar y formarnos como auténticos administradores de la obra que Dios nos ha confiado.

 

En este mismo mes, los medios de comunicación nos han dado a conocer los estragos ocurridos por distintos incendios forestales en la Amazonía; no podemos dejar de cuestionarnos en torno a las causas de tan preocupante pérdida, pues en este tipo de malversaciones ambientales está presente la mano del hombre, que en lugar de administrar con sabiduría y prudencia, lo que ha hecho es manipular la creación, y al estilo de aquellos que increpa Jesús en el Evangelio, lanzan la piedra y esconden la mano.

 

sinodo1

 

Estas realidades aparecen como trasfondo en la preparación que, como Iglesia universal estamos haciendo del Sínodo de la Amazonía, que se celebrará en el próximo mes de octubre. En el documento preparatorio del Sínodo “Nuevos Caminos para la Iglesia y para una Ecología Integral” se recuerda que “en la selva amazónica, de vital importancia para el planeta, se desencadenó una profunda crisis por causa de una prolongada intervención humana donde predomina una «cultura del descarte» y una mentalidad extractivista”. Así, el sínodo se propone, al escuchar a los pueblos indígenas de esta región del mundo, saber “¿Cómo podemos colaborar en la construcción de un mundo que debe romper con las estructuras que quitan vida y con las mentalidades de colonización para construir redes de solidaridad e interculturalidad?”; y en este sentido descubrir la misión de la Iglesia frente a esta situación.

sinodo3

Es por esto, que desde la Delegación Episcopal de Catequesis de la Diócesis de Zipaquirá, los queremos invitar a que durante este mes de septiembre nos preparemos para la celebración del Sínodo por la Amazonía; que aunque pueda parecer un ejercicio al interior de la Iglesia, de sus jerarcas y no de los fieles en general, nos debe comprometer a todos en la renovación de hábitos de vida y de consumo; para que así, aportemos desde la reflexión, y de manera especial desde nuestra vida diaria al cambio que necesita nuestra casa común.