Parroquia Ntra. Sra. del Carmen - Hatogrande (Suesca)

Emprendiendo el camino de la Iniciación Cristiana

 (marzo 03 de 2016)

hato2A través del espacio de la EFCCA, la parroquia Ntra. Sra. del Carmen de la Hatogrande (Suesca) hizo el lanzamiento del proyecto de catequesis de Iniciación Cristiana para el año 2016.

El párroco Edgar Rozo junto con dos miembros del Comité Parroquial de Catequesis presentaron ante toda la comunidad de catequistas los resultados del proceso de Iniciación Cristiana que se implementó en el año 2015, y teniendo en cuenta el proceso evangelizador, indicaron los desafíos para la catequesis de este año. 

Un aspecto que merece ser resaltado es la vocación de los catequistas, pues cuando las personas se vilculan por primera vez a la EFCCA manifiestan que su interés por formarse tiene su punto de partida en las Pequeñas Comunidades Parroquiales (actualmente existen 15). Desde allí se ha generado el sentido de pertenecia a la parroquia y gracias a las experiencias vividas, se ha logrado concretar más y mejor el desarrollo de los itinerarios de educación en la fe para niños y jóvenes. 

Los catequistas manifiestan que aunque no ha sido fácil desarrollar todo lo propuesto por el Proyecto Parroquial de Catequesis, ya se está generando, en medio de las comunidades, la conciencia de estar en permanente formación y de las ventajas que ofrecen los itinerarios al faci

hato3

litar un crecimiento cristiano progresivo y eficaz. Los resultados se han visto en el compromiso adquirido por aquellos que van concluyendo cada etapa y en 

la madurez de la fe que ya se está manifestando en obras concretas como la participación activa en la Eucaristía y en el servicio a los hermanos. 

Este encuentro de evaluación, planeación y formación se concluyó con la celebración Eucarística en la que -a través de la homilía- se le enfatizó a los catequistas que ellos son "los hijos mayores" y por ello deben actuar con los mismos sentimientos del Padre (ver Lc 15, 1-3. 11-32). 

Felicitamos al párroco y a los catequistas por todas las tareas y esfuerzos que están realizando a favor del cumplimiento del PRP y por supuesto, para que el Reino de Dios se haga más explícito en medio de su comunidad parroquial.